• Los antitranspirantes han sido utilizados durante más de 70 años con buenos resultados, sin embargo fueron diseñados para una época distinta donde la actividad diaria era menor a la de nuestros días.

  • Los antitranspirantes de denominación “Clinical” brindan mayor protección frente a los formatos regulares contra la sudoración; por esto son el producto ideal para la mayoría de las personas que quieren olvidarse de las incomodidades del sudor.



La vida moderna nos exige un alto nivel de actividad física y emocional. Las ocupaciones como el trabajo, reuniones sociales, la familia, ejercicio en el gimnasio hacen que nuestro cuerpo esté siempre al límite durante todo el día. Nuestro cuerpo, al realizar estas actividades, aumenta su temperatura y la reacción normal es la producción de sudor con el fin de equilibrar la temperatura a su nivel adecuado. Pero en este proceso el sudor se vuelve un inconveniente en nuestra vida social e interpersonal. Manos sudorosas, olores desagradables hacen que siempre estemos en la búsqueda de productos que nos permitan evitar estas situaciones y que nos mantengan frescos y protegidos incluso al llegar la noche después de un día de actividad intensa.

Los antitranspirantes han sido utilizados durante más de 70 años con buenos resultados, sin embargo, fueron diseñados para una época distinta donde la actividad diaria era mucho menor a la de nuestros días. De acuerdo con estudios clínicos de seguridad y efectividad en la industria cosmética y farmacéutica (Rulemaking History for OTC Antiperspirant Drug Products, 2018) los antitranspirantes en un principio sólo disminuían la sudoración en un 20%, ya que su ingrediente activo, usualmente sales de aluminio, contenían una baja concentración.

Sin embargo, después de muchas investigaciones en el tema se descubrió que se podía elevar el porcentaje de modernos ingredientes activos de forma segura en los productos de venta libre al público, por esta razón, hoy en día se encuentran antitranspirantes de denominación “Clinical” que brindan mayor protección contra la sudoración frente a los formatos regulares y que de igual manera pueden ser utilizados tanto por hombres y mujeres.

“Usar un desodorante Rexona Clinical® en el día a día permite afrontar nuestra vida activa con total tranquilidad, gracias a su efectividad protege de la transpiración y el mal olor hasta por 48 horas. Un producto dermatológicamente probado que cuenta con 3 veces más la protección contra la transpiración que un desodorante común” gracias a la adición de tres componentes importantes: 1. Tetraclorohidróxido de Aluminio Zirconio, ingrediente activo para controlar la antitranspiración, 2. La Dimeticona como humectante para la piel de las axilas y 3. la tecnología de fragancia encapsulada que son microcápsulas que combaten el mal olor liberando un agradable aroma”, explica la dermatóloga Vanessa Giraldo miembro de la Academia Europea de Dermatología y Venereología, y asesora en temas de sudoración de Rexona Colombia.

Entendiendo esto, y el estilo de vida de hombres y mujeres, Rexona Clinical® ahora cuenta con dos nuevos formatos: aerosol y roll on, ofreciendo la misma extra protección que los desodorantes clinical, lo que se traduce en una mayor duración del efecto contra la sudoración. Entre los beneficios adicionales de estas dos presentaciones se encuentra:

Rexona Clinical®en aerosol:

  • Corto tiempo que tarda en secarse, lo que permite una aplicación rápida para poder vestirse sin tener que esperar mucho tiempo.

  • Gracias a su secado rápido, el desodorante se adhiere velozmente a la piel, evitando el contacto de la ropa con los residuos generados por la transpiración a nivel de la axila.

Rexona Clinical®en Roll-on:

  • Recomendado para personas con axilas secas por su particular cremosidad para que la piel se sienta suave y agradable.

  • El formato perfecto para llevar a cualquier parte por su tamaño.

Dra. Vanessa Giraldo C.
Médica Dermatológa Clínica y Cirujana Dermatólogica
Universidad El Bosque