loader image

¿Por qué comunicar bien no es tan fácil como parece?

COMUNICAR BIEN

Aunque la comunicación es un proceso de interacción social presente en los seres que convivimos en sociedades o grupos, no siempre fluye de manera tan natural y menos aún si la enmarcamos en el entorno corporativo.

Para entender el concepto es bueno partir de su etimología: comunicación proviene del latín Communicare que significa “poner en común”. En un entorno que difiere en grupos etáreos, roles, géneros, gustos, responsabilidades y hábitos, poner en común un mensaje puede ser un reto mayúsculo. Pero ¿por qué resulta tan importante la comunicación?

Para las organizaciones, la comunicación es un factor que potencializa la oferta de valor que estas ofrecen a sus distintos públicos. Es por ello que, hoy por hoy, los roles asociados a la dirección de la comunicación adquieren cada vez más protagonismo dado su desempeño estratégico en el logro de los objetivos de las compañías.

 

La Comunicación Corporativa es más integral, los límites entre lo que habitualmente se ha denominado comunicación interna y externa, se diluyen cada vez más, englobando el concepto de comunicación corporativa, que ante todo, debe ser coherente entre el discurso y la experiencia que tienen las distintas audiencias con la marca.

Son numerosas las ventajas o beneficios que tiene para las empresas la implementación de una buena estrategia de comunicación corporativa, sin embargo, compartiré aquí tres de las más relevantes.

Aumenta la productividad: hay numerosos estudios que demuestran el incremento de la productividad relacionada con la motivación de los colaboradores y, sin duda, la comunicación juega un papel fundamental para entregar positivamente los mensajes de la organización e influir en la motivación de los empleados. Si un trabajador conoce claramente la filosofía de la compañía, los objetivos que persigue, los beneficios que le ofrece y cómo su trabajo aporta a la organización, dicha claridad le permitirá tener mayor satisfacción en su día a día.

Mejora el ambiente laboral: una buena comunicación corporativa minimiza los rumores, dado que se dice de forma clara todo lo que se debe comunicar. Cuando no se dice, se supone y eso fomenta la aparición de rumores que pueden distorsionar y/o reemplazar los mensajes oficiales y afectar negativamente el clima organizacional. Un buen ambiente de trabajo contribuye a tener trabajadores felices y comprometidos, que por supuesto, atenderán mejor a sus clientes, harán mejor su trabajo y se presentará menos rotación.

Contiene los efectos negativos en caso de crisis: un trabajador que conoce y confía en su organización es una voz defensora en caso de crisis, lo mismo pasa con clientes, proveedores o usuarios. Tener un estrategia de comunicación corporativa clara y coherente con la filosofía de la organización y que atiende a los diversos públicos, es un mecanismo que permea los potenciales escenarios de crisis y minimiza los efectos negativos que éstos pueda tener.

Para asegurarse de comunicarse bien con sus distintas audiencias, asesórese de expertos que puedan aportar toda su experiencia en favor de su organización para que logre beneficiarse de éstos y otros atributos de contar con una adecuada estrategia de comunicación corporativa.

Por:  Irma Yenny Rojas Jovel
Directora de Cuentas Senior

Novedades GJ Comunicaciones: 

La nueva era de las Relaciones Públicas nos ha impulsado a ofrecer un portafolio de servicios que va más allá del free press tradicional: 

  • Influencer Relations 
  • PR Digital 
  • Stakeholder Relations 
  • Eventos 
  • Comunicación interna 
  • Prevención y manejo de crisis

571 6372787 www.gjcomunicaciones.com

Bogotá, Colombia

 

Hola, comunícate con nosotros y pronto responderemos tu mensaje.
//
GJ COMUNICACIONES
¿Cómo te ayudamos?