Contar historias para conectarnos con la emocionalidad y construir confianza

CONTAR HISTORIAS

Es cierto que la manera cómo nos informamos ha cambiado  apresuradamente en los últimos años. La irrupción de las redes sociales nos ha impulsado a preferir mensajes cortos e imágenes que nos permitan obtener toda la información que consideramos necesaria para comprender, de manera casi que inmediata, los sucesos que minuto a minuto ocurren.

contar-historias-para-conectar-con-la-emocionalidad

Paralelamente, otros formatos más extensos como los podcasts, programas de radio y videos de Youtube continúan alcanzando una audiencia amplia y se mantienen a través del tiempo. Una razón, es que estos contenidos tienen la capacidad de narrar historias que logran atrapar a sus consumidores porque se relacionan con sus experiencias personales, sus sentimientos, cultura e identidad.

Contar historias es algo que el ser humano ha hecho desde el inicio de su existencia. Hemos pasado de generación en generación narraciones que nos permiten entender de dónde venimos e imaginar hacia dónde vamos; que nos han facilitado organizarnos como sociedad; que han promovido la creación de ritos y ceremonias que dan sentido a nuestra existencia; que han establecido a miles de líderes y, por supuesto, que nos permiten posicionarnos y resaltar en un mercado cada vez más fragmentado y competitivo. 



El storytelling se ha convertido en una herramienta importantísima al momento de responder la pregunta que todas las marcas y organizaciones se han planteado en algún punto: ¿cómo podemos llamar la atención?

 

La respuesta podría ser: permitir que las personas no solo reciban la información, sino que la experimenten y se hagan partícipes de ella. Para esto, es importante identificar algunos aspectos:

El problema

  • ¿Cuándo nos dimos cuenta que algo no estaba funcionando?
  • ¿Qué sentimientos despertaba en nosotros ese problema? 
  • ¿Cuándo decidimos que era necesario tomar acción?

La audiencia

  • ¿Quiénes se ven afectados y cómo podrían beneficiarse de mi producto/servicio? 
  • ¿Qué tienen en común? 
  •  

El proceso

  • ¿Cómo se desarrolló el producto o servicio?
  • ¿Cuáles fueron los desafíos a los que se enfrentaron? 
  • ¿Cómo se llegó a una decisión para dar la solución? 
  •  

La Solución

    • ¿Cómo este producto/servicio beneficiará a los consumidores?
    • ¿Por qué es necesario?

Estos planteamientos servirán para identificar lo realmente interesante por contar y permitirán la creación de una historia que sea sencilla y emocional, y que logre conectar con el público que esperamos. Es necesario lograr un balance para involucrar a la audiencia en la historia, mientras que al mismo tiempo están aprendiendo sobre su producto, servicio o marca.

 

No debe pasarse por alto que en la era digital debemos ser cuidadosos con el canal que elegiremos para contar nuestra historia, por más que queramos no podemos usar la misma estrategia en todas las plataformas, pues en cada una de ellas se da una interacción diferente, a veces más directa como en las redes sociales, y otras más indirecta como en los medios tradicionales. Aunque esto es un reto, también es una oportunidad para ampliar las audiencias objetivo y para generar una mayor proximidad que se traducirá en construcción de confianza. 

Por:  Diana Ardila  
Líder de Cuenta

índice de contenido

Hola, comunícate con nosotros y pronto responderemos tu mensaje.
//
GJ COMUNICACIONES
¿Cómo te ayudamos?